Páginas vistas en total

viernes, 10 de junio de 2011

A PESAR DE LA DEFENSA K,LA SITUACIÓN SIGUE ESCALANDO Y LA PRENSA INVESTIGA


ESKANDALOS

Emergencia K: Clarín va por Schoklender y La Nación sobre la UIF

 Si bien el Frente para la Victoria insiste en intentar minimizar los acontecimientos, la situación sigue escalando, acerca del patrimonio de Sergio Schoklender y de las irregularidades cometidas en la Fundación Madres de Plaza de Mayo con fondos públicos.
06/06/2011 | 06:5
Emergencia K: Clarín va por Schoklender y La Nación sobre la UIF
Sergio Schoklender.
 El Frente para la Victoria defiende a Hebe de Bonafini pero la emergencia supera el muro de contención levantado en los medios de comunicación.
Las novedades sobre Sergio Schoklender obligan a que Hebe de Bonafini se vea en la obligación de radicar una denuncia contra su ex protegido para no quedar comprometida judicialmente.
Si Hebe de Bonafini no radica una denuncia contra Sergio Schoklender podría quedar encuadrada en la figura de partícipe o de encubridora.
La causa se sigue complicando para el Frente para la Victoria, que necesita cerrar cuanto antes el tema ya que tiene decisiones electorales por delante.

Habría que evaluar cómo reaccionará Sergio Schoklender si Bonafini se convierte en denunciante, o bien si Bonafini puede asumir esa condición ya que al parecer ha firmado toda la documentación de los últimos años de la Fundación.
 
Aqui algunos recortes:
"(...) Una escritura reservada a la que accedió Clarín confirma que Schoklender es el verdadero dueño de, por lo menos, una Ferrari coupé 2006 valuada en 250 mil dólares, un yate “Sirius” de medio millón de dólares, un departamento ubicado en la calle Craig 726 de la Capital, un Porsche 911 , una chacra en Chubut y un avión , entre otros bienes.
La escritura de febrero del año pasado (ver aparte) señala que esos bienes pertenecen a Meldorek S.A., la constructora en la cual Schoklender tiene el 90 por ciento de las acciones.

Estos bienes fueron inscriptos ante los registros correspondientes por el contador Fernando Koval, un hombre de confianza del ex apoderado de la Fundación de las Madres.
El “Sirius” es un yate tipo “Segue 66” de 21 metros de eslora y el juez Norberto Oyarbide investigará cómo lo pagó Meldorek. Una versión no confirmada señala que habría sido abonado con un cheque endosado por Schoklender a favor de Astilleros Delta S.A.
Entre otros bienes de la empresa de Schoklender figura una chacra en la típica localidad galesa de Gaiman, Chubut. La aeronave aparece en los balances pero no está identificada. Sin embargo, una fuente afirmó que sería un Pipper matrícula PA-31T. También se lo vio volar un Cessna Citation.
En los cambios accionarios de Meldorek aparece una misteriosa empresa llamada Tivenwest S.A., que no se encuentra registrada ante la Inspección General de Justicia de la Nación ni de la provincia de Buenos Aires, como un accionista clave. Podría constituir otra línea de investigación sobre el patrimonio oculto.

En esa maraña de cambios accionarios, en el 2009 Meldorek se escindió en otra empresa: Goldark. En el balance presentado, Koval afirmó que la primera tenía un patrimonio neto de aproximadamente 2.700.000 pesos y la segunda, de 1.700.000.

Estos datos serán aportados en las próximas horas por los diputados de la Coalición Cívica Fernando Sánchez y Maricel Etchecoin a la investigación por lavado de dinero que realizan el juez Oyarbide y el fiscal Jorge Di Lello, adelantaron a Clarín fuentes legislativas. De los allanamientos realizados el viernes a la noche por la dirrección de Investigaciones de la Policía Federal que dirige el comisario Néstor Roncaglia se secuestró documentación que ayudará a armar más este rompecabezas de los bienes ocultos de Schoklender.

Otra de las puntas grises de la firma es su origen. Marta Cascales, la mujer del secretario de Comercio Guillermo Moreno , intervino en la escritura originaria de constitución de la constructora Meldorek, que pertenece a Schoklender en un 90 por ciento. El otro 10 por ciento figura a nombre de Gustavo Serventich, que es el piloto de su avión.

Meldorek, que recibió cheques del Gobierno , fue constituida por dos jubiladas “prestanombres” el 4 de junio del 2003: Inmaculada Concepción Fazio y Noemí Raquel Averza. Como presidente aparece Daniel Laurenti. Pero se trata de una fachada que oculta el nombre del verdadero dueño: Schoklender. (...)".
El fiscal Jorge di Lello reveló ayer sus dudas sobre los sorteos para designar jueces en los expedientes que involucran a funcionarios o sectores allegados al gobierno nacional.
     
"La redondez de la bolilla está un poco deformada", opinó sobre el explosivo caso del abogado Sergio Schoklender y la Fundación Madres de Plaza de Mayo, que recayó en Norberto Oyarbide.
     
Di Lello, sin embargo, reconoció que hay cuatro juzgados vacantes y esos huecos obligan a la reiteración de magistrados. "Como consecuencia de la situación, al sorteo entran nada más que siete",explicó, en declaraciones radiales.
     
Cuando se lo consultó sobre la magnitud de la defraudación al Estado o el mal manejo de fondos públicos en la construcción de viviendas sociales --que debían correr por cuenta de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, de la que Schoklender era el apoderado--, el fiscal arriesgó una cifra no menor a trescientos millones de pesos.
"(...) La decisión de las autoridades de la UIF, José Sbattella y Gabriel Cuomo, de mover la pesquisa sobre Schoklender y presentar miles de hojas sin procesar ante la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos de Lavado de Dinero (Ufilavdin), a cargo del fiscal general Raúl Plee, se tomó contra reloj durante las últimas semanas. En particular, luego de que este diario reveló la politización del organismo y la protección otorgada al Banco Macro y a su presidente, Jorge Brito, que derivó en la apertura de una investigación preliminar por posibles delitos por parte del fiscal federal Carlos Stornelli.

El proceso en la UIF se aceleró aún más, sin embargo, tras la difusión de los primeros indicios sobre una pelea entre los hermanos Schoklender. "Lo hicieron porque el caso era una papa caliente dentro de la UIF y se lo querían sacar de encima", relató una fuente al tanto de lo que ocurre dentro de la UIF. "La presentación [ante Plee] la llenaron de papeles inservibles", acotó.

En Tribunales coinciden con esa visión. "Tuvieron parada la investigación durante meses y la UIF pudo haber hecho mucho más que juntar papeles. No hicieron nada de inteligencia o de trabajo de campo", relató a LA NACION una fuente de Comodoro Py que accedió al material, y remarcó un dato que consideró "por lo menos curioso". Recordó que apenas un día después afirmar en los medios que no había "indicios" en contra de Schoklender, Sbattella envió todo a la Justicia por considerarlo sospechoso sin que conste nada en el expediente interno que haya dado un vuelco a la pesquisa. "¿Qué pasó en el medio? ¿Alguien desde arriba dio la orden de soltarle la mano?", ironizó la fuente.
Según fuentes de la UIF, los responsables del caso Schoklender fueron los mismos que avanzan a paso cansino con el Banco Macro

Entre otros, la titular del área de Asuntos Jurídicos, Mariana Quevedo; la ex integrante de esa área, asesora legal y actual consejera de la Unidad, María Laura Gómez, y el secretario general ejecutivo de la Unidad, Federico de Negri. Todos ellos, en la órbita y bajo el control directo de Cuomo y Sbattella.

El propio titular de la UIF pasó por todas las direcciones del organismo; el 19 de mayo pasado, y a puertas cerradas, les reclamó a los empleados por la "fuga de información", publicada en LA NACION. Aclaró que se estaba "analizando el problema", lo que derivó en la paranoia dentro de la Unidad sobre eventuales escuchas telefónicas y pinchadura de correos electrónicos. (...)".
"(...) Durante una entrevista con el periodista Víctor Hugo Morales, en el programa Bajada de línea, Bonafini señaló que en el último tiempo había discutido con Sergio Schoklender, porque “él entendía que teníamos que pasar a ser una empresa” y “yo no quería porque una empresa ya es un negocio. No puedo negar que no hizo nada, creí en ese hombre que salió de la cárcel y estuvo a disposición de las Madres”, agregó.

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo recordó, a su vez, que el ex presidente Néstor Kirchner se había emocionado en la inauguración de las primeras casas que la Misión Sueños Compartidos había construido para discapacitados en la provincia de Santiago del Estero, y que la presidenta Cristina Fernández suele participar en la entrega de las viviendas que construye la fundación.

Su voz y su mirada reflejaban emoción y, no obstante, Bonafini fue muy clara en sus conceptos. Si bien dijo que “hubo dos infieles”, destacó que la gran cantidad de personas que siguen colaborando con las Madres y creyendo en ellas. El malestar, aseguró, “no va a hacer que deje de confiar en la gente”, y agregó que las Madres se sienten defraudadas. Asimismo, sobre las sospechas que apuntan a su organización, aseguró que “las Madres vamos a responder con trabajo”, y que la idea de la fundación Sueños Compartidos es trabajar para erradicar las villas de emergencia. “Sobre la mentira no quiero hablar, hay mucho delirio en todo esto”, afirmó.

“Voy a seguir siendo como soy, no voy a cambiar porque para mí es importante creer en el ser humano”, dijo cuando el periodista le preguntó si se sentía dolida por el tema. A su vez señaló que no sabía cuánto dinero manejaba la fundación, pero que su obligación, ante todo, pasaba “por dejar limpia a toda la organización. Primero están las Madres”, agregó. (...)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario