Páginas vistas en total

BOUDOU,EL VICE DE LA INFLACIÓN,EL ESPÍA Y SU PASADO


ELECCIONES 2011

Boudou, el vice de la inflación, el espía y su pasado

 "Cuando fue secretario de Hacienda del Municipio de la Costa, 
se le perdieron más de $ 20 millones destinado a la contrucción 
de viviendas sociales", dicen unos. "Como ministro de 
Economía, autorizó espiar los e-mails de sus empleados", dicen 
otros. "Y las multas millonarias a las consultoras privadas que 
difundían, datos reales de inflacion", agregan más alla. Hablan de 
Amado Boudou.
26/06/2011 | 09:57

Boudou, el vice de la inflación, el espía y su pasado
Amado Boudou y Hebe de Bonafini, en el taller abierto de Madres de Plaza de Mayo.
 El ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou, fue el elegido de la presidente Cristina Fernández para que lo acompañe como candidato a vicepresidente de la Nación en las próximas elecciones del 23/10.
Boudou nació en Mar del Plata, el 19/11/1963, y su antecedente más importante antes de llegar al Ministerio de Economía, el 08/07/2009, fue la titularidad de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS). Dado que Cristina fundamentó su elección en un consejo que le dio Boudou cuando estaba en la ANSeS, cabe concluir que ella no encontró atributo alguno en la gestión de Boudou en el Palacio de Hacienda, cartera a la que llegó en reemplazo de Carlos Fernández. 
Boudou cursó sus estudios secundarios en el Instituto Minerva, y en 1986 Boudou se matriculó en la Universidad Nacional de Mar del Plata, donde recibió una licenciatura en Economía, según Wikipedia. Luego asistió a cursos de posgrado en Economía y obtuvo una maestría por la Universidad Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (UCema).
Fueron días de activa militancia en la UCEDE, la fuerza política que creó Álvaro Alsogaray, y que fue un soporte no peronista de Carlos Menem en los años '90. Por eso Cristina tuvo la necesidad de explicar que el pasado pisado, a partir de que Boudou comprendió antes que Néstor y ella misma, que los paradigmas cambiaban a partir de la crisis subprime en USA.
Boudou era todavía un hombre de ideas de centroderecha cuando inició su desempeño en la función pública. 
Antes, en el ámbito privado se desempeñó en la firma Ecoplata entre 1995 y 1998, dedicada a la higiene urbana, y en Venturino ESHIUR S.A. (1990-1995), en el departamento comercial.
Más tarde ocupó diversos cargos en la ANSeS: Coordinador de Gestión del Presupuesto Prestacional y Analista Senior de Políticas de la Seguridad Social, Gerente de Presupuesto y Control de Gestión, Coordinador Operativo del Proyecto de Implementación SIDIF.

Y, en uso de licencia, participó del desarrollo de distintos proyectos para las municipalidades de Pinamar y Villa Gesell. 
Las casas fantasmas
Cuando Boudou era secretario de Hacienda del Partido de la Costa, entre diciembre de 2003 y diciembre de 2005, Boudou firmó el estratégico local del Plan Federal de Viviendas, lanzado por el ex presidente Néstor Kirchner
El fallido plan de viviendas en la costa bonaerense, que avaló el entonces intendente, Juan Pablo de Jesús, nunca se terminó de construir y le causó a Boudou más de un dolor de cabeza judicial al probable sucesor de Julio Cobos.
La empresa Cantera FC obtuvo en mayo de 2005 las 5 licitaciones que contemplaba el plan de viviendas del municipio. El contrato preveía la edificación de 486 casas en las localidades de Mar de Ajó, San Clemente y San Bernardo, y en la zona céntrica del partido, por un monto de $ 27.157.665.
El convenio estipulaba que las casas debían finalizarse a mediados de 2006. Pero eso no ocurrió porque Cantera FC abandonó la obra sin argumento alguno. El municipio le pagó a la empresa encargada de la obra el 73,90% de lo presupuestado (más de $ 20 millones), pero igualmente los miles de beneficiarios anotados se quedaron sin techo. 
El escándalo obligó al intendente del Partido de la Costa a rescindir el contrato con la compañía en junio de 2007, pero nunca le inició una demanda judicial.
Los 40 ex empleados de Cantera FC recurrieron a la Justicia para reclamar una indemnización. Iniciaron acciones legales contra la firma y contra las autoridades municipales.  En marzo de 2007 comenzaron los retrasos en el pago de haberes, pagaron en negro unos meses, y 3 meses antes ya se habían retirado del obrador. El intendente Juan Pablo de Jesús, hizo oídos sordos.
Posteriormente, los concejales oficialistas archivaron el expediente 125-2007-E-000 por el cual se requería “al Departamento Ejecutivo informes varios referentes al Plan Federal de Viviendas”, que firmó Boudou. El Frente para la Victoria fue el impulsor principal para el archivo y el actual ministro de Economía fue salvado del bochorno.
Ah, los residuos
Buen momento para regresar en el pasado de Boudou a la escena marplatense: Venturino Eshiur SA y Ecoplata SA.

La primera de ellas quebró cuando le rescindieron el contrato de la basura
La inflación
Ya se sabe que para Boudou no hay inflación, solo corrida de precios. Para justificar "la dispersión de precios" logró que la presidente lanze el plan "Milanesas para Todos", y mando a todas las amas de casa del país a comprar al Mercado Central a $21 el kilo, para eludir a la que llamó "dispersión" de precios. 
La medida, de minimalismo económico extremo, podría ser acompañada, a medida que apriete el invierno, por otras como "el osobuco popular", la "albóndiga participativa", el "arroz con pollo social", y para el postre el "budín de pan kirchnerista", reservado sólo para militantes.
Desacertadas fueron sus expresiones acerca de que "la inflación sólo afecta a la clase media y alta".

Además, en definitiva, la política antiinflacionaria del Ejecutivo Nacional la administra Guillermo Moreno. Precisamente hace tiempo que Boudou solamente se encarga de las relaciones públicas del Palacio de Hacienda y de las gestiones ante el Club de París y FMI (ha prometido a unos un acuerdo antes de fin de año y con el Fondo hay mal revuelto).

Pero Cristina lo aprecia, respeta y reclama en el binomio.
Boudou, el espía
En diciembre de 2010, se conoció la decisión de Amado Boudou de espiar los mails y archivos de Internet de los empleados y funcionarios del Ministerio de Economía se estableció a través de una resolución reservada que el Palacio de Hacienda no publicó en su momento en el Boletín Oficial para evitar quedar en medio de un escándalo político. Su texto habilita taxativamente al jefe de Economía a vulnerar la privacidad del personal e intimida con fuertes sanciones a quienes no acepten estas inusuales condiciones de trabajo.
La resolución 464 del Ministerio de Economía, autoriza la intromisión a la privacidad de los calificados empleados de carrera del palacio de Hacienda, según Clarín.
La orden tiene fecha del 30 de diciembre del 2009, pero se puso en marcha en los últimos meses de 2010 con la creación de “grupo especial” para controlar a los funcionarios. Se llama “Grupo de Internet del proyecto de informática del Ministerio de Economía”.
La difusión que hizo Clarín de la medida secreta generó una fuerte repercusión en el Palacio de Hacienda. Los empleados se sienten atemorizados y amedrentados por parte del ministro Boudou, ya que son obligados a aceptar por escrito la violación de su intimidad.
La intromisión en los correos electrónicos y archivos personales está reglamentada en un texto de sólo 9 artículos, pero que se complementa con cuatro anexos.
En total tiene 20 carillas y justifica la decisión de aplicar un régimen para “regularizar y ordenar” el sistema de computación del Palacio de Hacienda. Con ese justificativo se estableció un sistema de intromisión informativo en la vida de los funcionarios para detectar filtraciones y controlar acciones privadas de determinados funcionarios de carrera que no comparten la visión de Boudou y son críticos del equipo económico.
El artículo clave de la resolución es el 5, el cual “establece la Política de Uso Aceptable de Correo Electrónico y Uso de Claves ( ….) conforme los lineamientos que como Anexo III forma parte integrante de la presente medida”. Ese anexo lo faculta a vigilar el correo y abrir los archivos de los funcionarios. También dispone controlar las claves de acceso y prohíbe usar cuentas personales de correo para eludir el control. Tiene cuatro carillas, entre los folios 246 y 249. Se llama “Política de Uso Aceptable de Correo Electrónico, uso de Claves de Acceso a redes Internas y Sistema e Instalación de Hardware o Software”. El documento lleva sólo la firma de Amado Boudou. El seguimiento al personal se hace a través de un “Comité “ de control, que se organizó con la contratación de 60 personas por parte de Amado Boudou.
La Resolución 464 tiene un total de 20 carillas, de las cuales la mayoría son los Anexos. Justamente, el anexo III es el que contiene precisiones sobre el control de los mails, los archivos personales y la asignación de claves de acceso a Internet. Este facsímil muestra los dos primeros folios del anexo con los títulos de cada capítulo.
Semejante decisión le valió una denuncia del diputado y candidato a gobernador bonaerense, Juan Carlos Morán (Coalición Cívica - Buenos Aires), ante la Justicia Federal por abuso de autoridad, violación de deberes de funcionario público y violación de secretos y de la privacidad.
Pero todo quedo en la nada. La justicia laboral entiendió que es una facultad del empleador "controlar el contenido de los correos electrónicos y de los archivos de los ordenadores que provee a fin de que el empleado pueda desarrollar sus tareas laborales”, consigna el texto elaborado y según consigna Diario Judicial
El escrito marca la diferencia entre el mail laboral y el personal ya que para el segundo para realizar cualquier tipo de control “será imprescindible en todos los casos la orden judicial que así lo autorice”.
Mientras que, en el mail corporativo “lógico resulta que el empleador, insistimos, en el ámbito público y en el privado, quiera proteger sus intereses frente al uso indebido de Internet así como de las demás herramientas informáticas, y que para ello estime necesario monitorear la productividad de sus empleados”.
No obstante, en el dictamen, los fiscales consideraron “esencial” el conocimiento del trabajador de “las políticas de privacidad o de las reglas de uso de Internet y del correo electrónico antes del comienzo de la relación laboral, conocimiento que debe notificarse por escrito mediante un acuerdo celebrado entre las partes”.
Asimismo se agrega: “La expectativa del empleador de que las herramientas laborales se utilizarán para fines estrictamente vinculados al giro laboral justifica que, siempre que el empleado conozca las reglas de uso de Internet y del correo electrónico laboral y haya prestado formalmente su consentimiento, el empleador pueda realizar los controles que estime necesarios en el momento que considere oportuno”.
Sin embargo destacaron que, al mismo tiempo, “los empleados están protegidos por el derecho a no ser sometidos a injerencias arbitrarias en su ámbito de trabajo que involucren una afectación a su derecho a la intimidad”.
Aunque precisaron que “las computadoras y la dirección de correo electrónico suministrada por el empleador son de su propiedad y  es, precisamente, por esa razón que cuenta con facultades de control”.
No todo fue avalado totalmente en el informe realizado por los fiscales, puesto que otro de los puntos a lo que refiere la resolución es la prohibición de usar el mail personal en el ámbito del Ministerio.
Recomendaron “el análisis de la razonabilidad de ese punto en particular a fin de determinar la existencia de un exceso en las facultades de reglamentación del uso de Internet y de las herramientas laborales informáticas por la vía administrativa pertinente”.
Pese a estos antecedentes, en julio de 2009, Boudou fue entronizado como Ministro de Economía y ahora ambiciona el traje de Vicepresidente de la Nación.
Pero ¿qué dice el kirchnerismo de Boudou?
Aqui 2 interpretaciones de su designación, en la prensa más oficialista.
Martin Granovsky en el diario Página/12, intenta explicar las diferencias entre Amado Boudou y Julio Cobos:
"(...) Más allá del juego de contraposiciones entre Cobos y Boudou, parece posible trazar este esquema real:

> Salvo un puñado de peronistas y radicales de Mendoza, que advirtieron en Cobos una equivocada designación como candidato a vicepresidente porque había abandonado al gobernador radical Roberto Iglesias luego de que éste lo ungió sucesor, el vice no fue evaluado en términos de fidelidad extrema hasta el día del voto no positivo.

> La concertación con los radicales afines al kirchnerismo siguió funcionando en Santiago del Estero y Río Negro pero perdió Mendoza y, entre otras ciudades y partidos, Junín y San Isidro.

> La ruptura fue una de las expresiones de colisión no sólo con sectores poderosos del agro, sino con la clase media de las ciudades grandes y medianas.
> Esa fisura entre el kirchnerismo y los distintos sectores medios se fue sellando luego en parte con medidas como la estatización de las AFJP y la Asignación Universal por Hijo (ayer el diputado Agustín Rossi dijo que la primera permitió la segunda), la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y, en el terreno específico, por una política agraria que abandonó el discurso confrontativo.
> Cobos ni siquiera es precandidato dentro de la Unión Cívica Radical y, a la vez, el ministro de Agricultura Julián Domínguez será primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires para aprovechar su buena imagen en el interior, mantener votos propios y quitarle apoyo a la alianza entre Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez.
> Si las elecciones fueran hoy, Cristina Fernández ganaría en primera vuelta con un mínimo de 20 de puntos de diferencia del actual segundo en intención de voto, Alfonsín. Las encuestadoras difieren en los porcentajes pero no en esa foto.

> En 2007 la Concertación aportó un piso de un millón de votos que consagraron a Cristina en la Presidencia con un 45,6 por ciento de los votos, 8.600.000 sufragios.
Estos 7 datos reales permiten una pregunta que los encuestadores deberán contestar en los próximos días. Si es verdad que la Presidenta ya ganaba, y cómodamente, ¿cómo juega el factor Boudou?Si, como supone la Casa Rosada, el criterio para elegir el vice fue la lealtad y, obviamente, que no fuera piantavotos, ¿aporta electores adicionales? 

En caso de que la incorporación de Boudou fortaleciera electoralmente la fórmula significaría una tranquilidad más para CFK, porque faltan 4 meses y nunca se sabe, y más que una tranquilidad si ensanchara la base electoral y arrastrase votos para las candidaturas legislativas. Más allá del imaginario construido en torno de la figura del vicepresidente a partir de la mundialmente insólita decisión de Cobos, la realidad es que la fidelidad que cuenta en el día a día no es la del presidente del Senado sino la de cada legislador. Y, en principio, para ser fieles tienen que ser electos.
 (...)".
En el editorial que firma el director del diario Tiempo Argentino, Roberto Caballero, hay una alusión a Techint y también al año 2015. Dato: Caballero está desinformado sobre aquella reunión de Boudou y Techint. De lo contrario Boudou no habría enviado el mensaje a la torre de Catalinas Norte cuando se publicó en el Boletín Oficial lo de Axel Kicilloff. Pero el texto de Caballero vale como aporte al punto de vista kirchnerista:

"(...) Amado Boudou no sólo puso el cuerpo en la pelea antimonopólica contra Clarín, sino que fue el primer ministro de Economía que le dijo no a Techint, del ala dura de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). 
Cuando discutió con Luis Betnaza, mano derecha de Paolo Rocca, por los directores estatales de la ANSES en los directorios privados, ante la oferta de Techint de nombrar uno por consenso, lo dejó claro, sin medias tintas: “Es Axel Kicillof o Axel Kicillof, por orden de la jefa de Estado.” El comportamiento de un soldado convencido. Por algo Cristina lo sustrajo de la batalla porteña: le tenía reservado un puesto de lucha mucho más relevante, como soporte de su futuro gobierno si logra ser reelegida.

Teniendo en cuenta sus antecedentes juveniles en la periferia liberal, la firmeza que opuso a los grupos corporativos fue inmensamente valorada en la Casa Rosada. Cristina misma se encargó ayer de destacar las tres virtudes que la decidieron a elegirlo: la lealtad insobornable, la defensa del modelo contra los que proponían enfriar la economía ante la crisis financiera y el coraje para cambiar en un mundo que cambia de modo constante.
No es un detalle menor que Boudou, un marplatense que no proviene de la rudeza patagónica ni de sus paisajes ralos y ventosos, se haya ganado la difícil confianza del kirchnerismo puro, después de la herida en el alma que les provocó a estos la deserción calculada de Alberto Fernández, un “extranjero” al que habían adoptado como baqueano para no perderse entre las luces de la gran ciudad y los dejó manejando a oscuras y de contramano por la Avenida Corrientes, a las seis de la tarde.

Con esta decisión de Cristina, se confirma una vez más que el kirchnerismo es, ante todo, resultado de las relecturas obligadas que derivan de sus tropiezos y una gran voluntad por acertar, más tarde o más temprano. 

Si alguna vez cedió en la idea de negociar con los grupos concentrados para preservar la gobernabilidad, la experiencia del conflicto por la 125 los convenció de todo lo contrario. La agenda más progresista de ese gobierno nació, precisamente, de la profundización de sus postulados más intransigentes. 

Ayer mismo, la presencia como invitada en la Quinta de Olivos de Hebe de Bonafini no puede sino leerse como un desafío a los grupos comunicacionales conservadores que atacan a las Madres de Plaza de Mayo, buscando lastimar a todo el movimiento de Derechos Humanos que apoya las políticas oficiales de Memoria, Verdad y Justicia.
Como gran envase epocal, donde confluyen diversas corrientes e identidades que recelan entre sí por razones culturales, ideológicas y hasta estéticas pero que reconocen en el liderazgo de Cristina un rumbo y una oportunidad que las contiene a todas, el kirchnerismo demostró esta semana de candidaturas que no hay vuelta atrás en su proyecto. Va por más. El mensaje es contundente.

Es un fenómeno político que funciona como exacta contracara del posibilismo alfonsinista, del cinismo menemista y de la frustración aliancista. Habla del futuro, el kirchnerismo, con una convicción que no tiene correlato en ninguna variante opositora de las conocidas hasta ahora. 

Es prematuro hablar de 2015, cuando todavía no se conocen los resultados de octubre próximo. Pero quizá Cristina ayer haya elegido algo más que un vicepresidente leal, después de la frustración cobista.

La historia está abierta. La Argentina conservadora hace bien, por estas horas, en desconfiar y mascullar bronca.
No hay señales de repliegue K en el horizonte.

Más bien está ocurriendo lo contrario".

No hay comentarios:

Publicar un comentario