Páginas vistas en total

martes, 31 de mayo de 2011

EL ESCANDALO DE MADRES DE PLAZA DE MAYO S.A,EL DINERO NUESTRO QUE MANEJABAN Y MANEJAN EN COMPLICIDAD DE ALGUNOS POLITICOS K.


FINAL PARA UNA ONG QUE ABUSÓ DE LOS DERECHOS HUMANOS

El escándalo de Madres de Plaza de Mayo S.A.

 La política abusó de los derechos humanos, que se dejaron 
abusar por la política. Mucho dinero clientelar para lograr 
íconos que sostuvieron al kirchnerismo. Pero ahora hay 
escándalo. Peligro de estafa. Malgasto de dineros públicos. 
Temor al lavado de dinero. Y la realidad del 
ladriprogresismo.
29/05/2011 | 12:38
El escándalo de Madres de Plaza de Mayo S.A.
Hebe de Bonafini y Sergio Schoklender.
. La organización no gubernamental ícono del Frente para la Victoria, Madres de Plaza de Mayo, termina sospechada de ser una suerte de sociedad anónima no declarada, que habría incurrido en graves irregularidades financieras, administrativas y comerciales.
 
Ahora ha comenzado el cruce de responsabilidades entre los integrantes de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
 
 
"(...) Hebe, en verdad, era todavía extrema, imperativa, radical, principista, intransigente. Se negaba a remover terrones para buscar cadáveres y condenaba al fuego del infierno a los que reclamaban indemnizaciones por ellos. Sostenía que a la Asociación y a Línea Fundadora las separaba un abismo de clase y contaba con regocijo cómo alguna vez había encerrado a dos madres en la cocina del local para que no se escaparan a la hora de lavar los platos. Las madres de la Asociación almorzaban juntas, se turnaban para hacer las compras. Su “casa” era un reducto de mujeres, una congregación laica.
Hasta la llegada de Schoklender.
 
Entonces el logo del pañuelo blanco sobre fondo azul comenzó a transformarse en insignia de un pujante emprendimiento . Sería injusto adjudicar esa mutación a la obra de un solo hombre. Fue el producto de la ambición de dos: Schoklender y Néstor Kirchner, que soldó con un chorro de dinero el destino de las madres a la imagen de su gobierno.

En su libro “El Flaco”, José Pablo Feinmann describe con ingenuidad brutal las dos opciones que Kirchner se planteó para llenar de consenso a una administración elegida con la menor cantidad de votos de la historia:apelar a la peligrosa insumisión del movimiento asambleario o blindarse con los derechos humanos para recién después, desde el gobierno, capturar el Estado y ponerlo “a nuestra disposición”.

“Lo que no vamos a poder (…) es movilizar a los asambleístas del 2001. 
Nuestro punto de partida tiene que ser los derechos humanos (…) ¡Eh, José! ¿Qué pasa? ¿Cómo te llevás con Hebe?”, lo acicateaba el flamante mandatario.
 
“¿Sabe en qué residía la inteligencia de Kirchner? – pregunta un radical santacruceño--. En trabajar sobre la miseria humana”. (...)

Nadie salió del despacho del ex Presidente con las manos vacías y Hebe de Bonafini menos que nadie. La Universidad de las Madres se puso intolerante con los atrasos de los alumnos en las cuotas y con los profesores díscolos, firmó convenios con las universidades peronistas de Lomas, Quilmes y San Martín, creó departamentos jurídicos, AM 30 Madre, su radio, percibió jugosos subsidios y nació “Sueños Compartidos”, una cooperativa de trabajo y vivienda cuyos socios, humildes entre los humildes, tenían la obligación de concurrir a los actos “K” bajo pena de despido. (...)".
 
 
 
"Las cuentas en rojo, el manejo discrecional de fondos y las desprolijidades administrativas –si no irregularidades– de la “Misión Sueños Compartidos” de las Madres de Plaza de Mayo forman parte de un secreto a voces que lleva varios años circulando en los corrillos del Gobierno y las redacciones: el Gobierno intentó “ordenar” los libros contables de la Fundación enviando allí a Felisa Miceli(...) y el periodismo, con muy pocas excepciones, hizo lo posible por silenciar rumores: las visitas nocturnas de Sergio Schoklender al Casino de Puerto Madero, los ostensibles retrasos en las obras licitadas, los cheques rebotados por los bancos, pero silenciados por el sistema. Quien firma estas líneas no fue la excepción: parte de los datos de esta nota duermen en el disco rígido de mi computadora desde 2009 y evité despertarlos, siempre, con la misma excusa: “Son las Madres...”.
 
Nos convertimos en ciegos cuando no queremos ver: quizá no sea tan así, habría que seguir chequeando, ¿será descontrol, falta de experiencia o corrupción? Hay, aún hoy, quienes se mantienen en silencio:Página/12 no publicó una sola línea de lo sucedido y Víctor Hugo Morales entrevistó el viernes a Hebe de Bonafini para hablar de Nüremberg y la “Calle de los Derechos Humanos”. Cuando, al finalizar la nota, los estudios de Radio Continental se llenaron de mensajes de los oyentes protestando porque había evitado preguntarle por Schoklender, Víctor Hugo dijo: “Cuando la llamaron a Hebe dio la sensación, o ella dijo, que no quería hablar de este tema. Supongo que estará haciendo el duelo, es algo profundamente doloroso para ella. Entendería perfectamente que no quiera hablar, si hay alguna cuestión personal, supongo que ella les habrá dado protección de madre a estos jóvenes en el trato que ha tenido”. (...)".
 
 
Sergio Schoklender, ex apoderado de la Fundación que preside Hebe de Bonafini buscó deslindar responsabilidades sobre las acusaciones de manejos Irregulares de fondos para planes de viviendas sociales.
 
 
"(...) -¿Se fue o lo echaron? 

-No, me fui, ya no podía seguir haciendo todo lo que estoy haciendo en forma privada más la Fundación. Hace dos años empecé a armar un equipo para que me reemplazara. Presenté mi renuncia en buenos términos, algunos se enojaron porque me iba.

-¿Entre los que se enojaron está su hermano Pablo? 
 
-No, con Pablo hemos tenido muchas discusiones, pero nos adoramos, es una relación hermosa. No nos agarramos a trompadas, no me echaron y no intervino la comisaría, como dijeron por ahí.
 
-¿Cómo quedó su relación con Hebe de Bonafini? 
 
-Bien, con ella y con las Madres estoy eternamente agradecido por la oportunidad que me dieron. El día que lo pidan y lo necesiten doy la vida por ellas. Hebe es la abuela de mi hijo, hay una relación que excede lo laboral. Está dolida, le costó aceptar que yo me fuera.
 
-Recién habló de sus proyectos personales, ¿cuáles son? 
 
-Tengo muy pocos bienes personales, pero tal vez mi mayor patrimonio son las patentes de desarrollo e investigación de nuevas tecnologías en electroingeniería, en electromecánica, en sistemas constructivos, de control de resistencia de materiales. Yo soy un ingeniero e inventor autodidacta, tengo una enorme cantidad de patentes desarrolladas. Este sistema constructivo que puse al servicio de la Fundación de forma gratuita, y así va a ser de por vida y por cada cosa que desarrolle jamás las Madres van a tener que pagar nada. Yo trabajo para varias empresas en asesoramiento y en desarrollo de sistemas constructivos. Tengo pedidos de casi toda Europa del este... Georgia, Rusia, Moscú, Armenia, Africa, Arabia Saudita..., tengo todas mis patentes registradas en América Latina, tengo pedidos de Brasil... (...)".
 

Pero hay que regresar al tema central en este momento: Madres de Plaza de Mayo S.A.
 
 
“(...) Sueños Compartidos, protegida por el Ministerio de Planificación, se desarrolló con velocidad en las provincias ultra “k” y en la Capital. Con la misma rapidez comenzaron a circular rumores de corrupción, de precios astronómicos para el metro cuadrado de construcción, de licitaciones truchas, de parvas de cheques sin fondos. Eso y el nombre de Schoklender estuvieron presentes en el estallido de los sucesos del Parque Indoamericano. 
 
Mientras crecían las versiones de las desmesuradas sumas que el apoderado de Madres timbeaba en el casino flotante, de su extravagante manía de desplazarse en helicóptero o en un Cessna Citation que todos aseguraban eran de su propiedad, de su vida cotidiana lujosa en el country Highland, las madres de la Asociación dejaban en el camino a sus fieles militantes y l os rostros más polémicos del staff ministerial reemplazaban a los viejos aliados. Hebe de Bonafini entregó su pañuelo a Cristina Fernández, llamó “hijo querido” a Kirchner primero y después a Boudou. Con su anuencia, Kirchner fue homenajeado como el “desaparecido 30.001”. El plan maestro parecía haber triunfado.

La denuncia de la Coalición Cívica, sin embargo, acaba de impactar en la línea de flotación de la construcción ideológica kirchnerista y reviste una gravedad mucho mayor para el gobierno que cualquiera de las causas penales que acechan a sus funcionarios. (...)"
 
 
 
"(...) Luego del escándalo del baño, la ex ministra de Economía aterrizó en la Fundación de las Madres por sugerencia del secretario general de la presidencia, Oscar Parrilli, y Alberto Fernández debía “ordenar” las finanzas de la Fundación. Las “desprolijidades” ya comenzaban a tomar un cariz político: el Instituto de la Vivienda se negaba a seguir girando fondos ante los incumplimientos del plan de obras; las Madres taparon de pintadas la casa del presidente del IVC, la sede del Gobierno porteño y cortaron la intersección de la General Paz y la Avenida Ricchieri en señal de protesta. Antes, habían hecho un ayuno en la Catedral para reclamar por fondos retenidos. Felisa hizo un “balance presentable” luego de afirmar que sentía “orgullo por colaborar” con quienes “están haciendo una excelente tarea”,mientras se describió como “una militante de toda la vida”. El título del documento firmado por Miceli estaba cubierto de eufemismos: “Desfasaje financiero años 2007 y 2008”.
 
El rojo financiero de 2007 era de $ 10.821.945,14 y el de 2008 se proyectaba en $ 20.710.539.

La argumentación en detalle del déficit está antecedida por una explicación: “se trata de sumas invertidas en conceptos que no tenían financiamiento previo y que ya se han abonado con otros recursos”. El Gobierno porteño lo objetó diciendo que “no debían emprender labores que no les corresponden para las que hay planes estatales determinados. Es, por otra parte, imposible de controlar si esas erogaciones son reales”.
 
En el detalle de gastos “ordenado” por Felisa, llaman la atención algunos ítems:

* La adquisición de una camioneta blindada por $ 105.000.

* El pago de $ 705.000 por terrenos adquiridos en la Villa 15, ya que se trata de tierras fiscales.

* Gran parte del rojo se origina en el rubro “mano de obra” (seguridad, limpieza, comedores), con enormes diferencias salariales entre, por ejemplo, los serenos: los del área Elefante Blanco cobraron $ 2.020 por mes y los de Obrador I y II $ 4 mil (recuérdese que hablamos de salarios de 2008). (...)".
 
 
Volvamos a Sergio Schoklender, el coprotagonista de la historia.
 
 
"(...) -¿A través de que empresas hace estos trabajos? 
 
-Varias empresas, algunos con la empresa Meldorek, algunos otros con firmas del interior que se están radicando en la Argentina. En Brasil con empresas brasileras... 
 
-¿Usted es dueño de Meldorek? 
 
-No, yo trabajo para ellos, les facturo, cobro honorarios por eso, y tampoco cedo las patentes, todas las patentes son mías a título personal. Todo lo que tiene que ver con organismos no gubernamentales o tareas de promoción social lo cedo en forma gratuita.
 
-¿También las viviendas que Meldorek le construyó a la Fundación? 

-Fueron en forma gratuita.

-¿Meldorek no cobró nada? 

-Solamente el costo. Esas fueron muestras que teníamos para hacer pruebas de ensayo. Surgió lo del club Albariño y les dimos las muestras. Las pocas viviendas que se hicieron son pruebas...

-¿Entonces, no hubo un intercambio comercial entre Meldorek y la Fundación de las Madres? 
 
-Sí, sí.. se han cobrado en parte, algunas cosas no porque no las pagó la Fundación. Algunas viviendas se entregaron y nunca se pagaron. Más allá de algunos honorarios de gente de Meldorek y de materiales aportados, creo que no se ha cobrado nunca nada.
 
-¿Quién auditaba y controlaba todas esas operaciones? 

-Pero fueron dos operaciones mínimas donde no entró un peso ni a Meldorek ni a mí porque creemos en esto, porque creo que se pueden construir mejores viviendas de las que hoy se construyen y a menor precio.

-Pero acá hay una denuncia de lavado de dinero y un presupuesto de US$ 300 millones que maneja la Fundación...
 
-La Fundación no maneja fondos públicos. Las partidas van a las jurisdicciones, municipios y gobernaciones, ellas contratan a las empresas, en algunos casos por licitación, en otros por contratación directa. El proyecto Sueños Compartidos es impecable por donde lo miren...
 
-Pero los cuestionamientos son sobre usted, no sobre la Fundación….
 
-Eso es mentira, estamos en campaña, para algunos sectores es una campaña sucia, la idea es pegarle a Cristina, pegándole a Hebe a través de Schoklender, que suponen es el punto vulnerable.
 
-¿Por qué el punto vulnerable? 
 
-Por desinformación y mala fe. La casa que alegan (en José C. Paz) se compró con varias hectáreas de terreno donde estaban asentadas más de 80 familias que iban a desalojar, la condiciones para no desalojarlas era que se comprara la casa que ya no valía nada, se compró prácticamente a valor fiscal porque estaba frente a una villa, compramos esa tierra par evitar el desalojo. Esa quinta fue durante la época del menemismo el lugar de joda de todo jet set, te decían acá dormía Moria Casan, Susan Giménez, la vedette tal. Me pareció muy significativo que eso tuviera un fin social. Di una pequeña seña, después pagamos en cuotitas, no llegamos a pagar el 50% del valor. Y empecé el otro periplo que fue buscar una entidad oficial para llevar adelante un proyecto de tratamiento para las adicciones. Después de mucho tiempo logramos cerrar un contrato de comodato con la Subsecretaria de Prevención para las adicciones de la Provincia. (...)

-Pero las dudas están puestas sobre usted, no sobre las Madres… 
 
-Yo soy un apoderado más de la Fundación, soy el gestor claramente, pero la dirección y la presidencia del Consejo de Administración es de Hebe. Hace más de dos años que no firmo un solo papel porque armé una administración colegiada que es la mejor forma de garantizar la transparencia y el control.
 
-¿Su patrimonio alcanza para comprar dos aviones y un barco? 
 
-Mi patrimonio personal supongo que si, tal vez más que eso en función de lo que valen las patentes y las licencias que tengo. En lo personal, la mayoría de las cosas que me atribuyen es de Meldorek y a su vez yo tengo ingresos mensuales importantes y declarados.
 
-¿Meldorek va a seguir haciendo obras para la Fundación? 
 
-Solo cuando la Fundación lo necesite, Meldorek no necesita a la Fundación. Todo el espacio de la Fundación... las Madres toman las decisiones. A esta altura me gané el derecho de decidir yo, dejar de lado esta figura de monje negro y expresar mis opiniones, poder ser libre de expresar mis acuerdos y desacuerdos. (...)".
 
 
Otra vez Lanata, en Perfil:

"Sergio Scoklender (52 años, abogado, una hija natural reconocida después de 11 años de juicio, en libertad condicional desde 1995 después de haber sido condenado por el homicidio de sus padres) fue el creador del emprendimiento constructor de las Madres lanzado en 2006. El proyecto “Sueños Compartidos” ya construyó unas 4.800 viviendas financiadas por el Gobierno nacional, en su mayoría en el Chaco, Capital Federal y Tigre.

Hasta los legisladores han fracasado en su intento por conseguir la cifra exacta de fondos que la constructora recibió por parte del Gobierno: la diputada Elsa Quiroz afirmó a este diario que el Ejecutivo se ocupa de “esconder” la cifra en el Presupuesto y evita mostrarla en las páginas oficiales. “Hay un bloqueo de la información en todos los aspectos vinculados a los fondos públicos”, dijo. Según el diario La Nación, en base a una evaluación propia, las Madres reciben, sólo en el caso de la Ciudad, unos $ 75 millones.

(...) Los $ 5.000 de salario de Sergio Schoklender en la Fundación no llegan a explicar su nivel de vida:

"(...) “Me alejo para dedicarme a mi proyecto personal”, afirmó Schoklender en su despedida oficial.

Nadie sabe cuál es. Su hermano, Pablo, entretanto, acaba de crear una productora de televisión, en septiembre del año pasado: la firma se llama Habemus SRL y se propone “producir toda clase de programas para televisión, radiotelefonía, Internet u otros medios audiovisuales”, en sociedad con Flavia Meyer y Emanuel González.

Las otras sociedades de su hermano Sergio aún se pierden en una marea de versiones: dos fuentes del mundo financiero aseguraron a PERFIL que Schoklender tiene un “fronting”: José Fernándo Caparrós Gómez, socio de Jorge Fidalgo en las financieras Average SA y Valores Negociables. 

Fidalgo es a la vez propietario de Crédito Sur, una de las mesas de dinero de la mafia de los medicamentos investigada por el juez Oyarbide: allí cambiaban sus cheques Sebastián Forza, Marcelo Abasto y Néstor Lorenzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario